three points

strip

Préstamos sin aval

Tener la necesidad de obtener dinero rápido y aparte conseguir un aval puede resultar un verdadero calvario, ya que cada vez menos personas están dispuestas a tomar el riego de verse perjudicadas por ayudar a otros en asuntos financieros. La forma de obtener préstamo sin aval y de forma rápida ha ido cambiando, ahora existen muchas instituciones financieras, que con trámites sencillos –incluso en línea- otorgan préstamos con estas facilidades.

¿Cómo puedo acceder a un préstamo sin aval?

Es muy sencillo, simplemente se puede presentar en la institución financiera más cercana a su domicilio o realizarlo en línea, lo puede obtener de una forma rápida y sin demasiados trámites bancarios. Los datos que le solicitarán serán domicilio, identificación oficial y en algunos casos referencias personales o familiares, que solo son datos de contacto para su localización.

¿Qué tan seguro es solicitar un préstamo sin aval?

Normalmente este tipo de transacciones son bastante seguras para el solicitante, la mayoría de estas instituciones financieras están reguladas por organismos gubernamentales que vigilan las reglas de contratos y políticas, sin embargo es importante comparar las condiciones referentes a tasa de interés, comisiones y pagos adicionales.

En la siguiente página podrás encontrar un comparador de diferentes créditos que no requieren aval y sus diferentes características, así como el comentario de usuarios que han utilizado el servicio - www.mejortrato.com.mx.

¿En qué casos es recomendable solicitar un préstamo sin aval?

Normalmente este tipo de préstamos implican una tasa de interés ligeramente más alta que en una institución bancaria, es conveniente solicitarlo cuando te encuentras en una emergencia y requieres el dinero en efectivo, ya que no te obligan a informar del destino que le darás al préstamo.

La ventaja es que son créditos rápidos que puedes pagar en corto tiempo, así, aunque la tasa de interés sea más alta, al final el pago que realizaras podría ser relativamente poco, tomando en cuenta el tiempo que tardes en liquidar el préstamo.